Anuncios

Description

En una oficina atestada de libros, en su casa en Los Robles, Edgar Tijerino Mantilla recibe a la revista Domingo de forma muy amena.

Es uno de los cronistas deportivos más relevantes del país y tiene 48 años de escribir sobre deporte.

El pasado 2 de enero Tijerino estuvo de fiesta. Su programa radial, al que ha transformado en una especie de empresa, cumplió 37 años de estar al aire.

Con Revista Domingo Tijerino habló sobre sus experiencias, de su programa, de su familia, de la pareja presidencial y también del quehacer periodístico.

¿Sus recuerdos de infancia don Edgar?
Mi mamá me enseñó a todo, menos a cocinar. Me hubiera gustado aprender a cocinar. Pero ella me enseñó a barrer, a planchar, hacía mandados. En la plancha, todavía no ha venido a esta casa una planchadora que planche como yo. Plancho mejor que cualquiera, ropa de hombre. Aprendí a manejar la máquina de coser también, a hacer mis propias reparaciones. En el colegio, cuando comencé en primaria, en el colegio República de Venezuela, nosotros teníamos dos mudadas, con la que íbamos a clases y la que quedaba para que uno la lavara y la planchara, y como era ropa almidonada, pues plancharla era un poco difícil, además que en la casa usábamos plancha de carbón, de hierro. Había que estarla limpiando. Yo fui feliz en la pobreza, yo consideraba que la comida era extraordinaria, lo que comíamos. Nunca me acosté sin comer. Siempre hubo comida en la casa. Mi papá nunca tuvo éxito en producir buenos ingresos para la casa, a veces pienso que mi mamá contribuía más. Cuando comencé a trabajar en el Plantel de Carreteras, ganaba poco. Trabajaba en el departamento de estudios y proyectos, yo siempre pretendí ser el mejor dibujante, porque yo siempre pensé que si yo iba a ser lustrador iba a ser el mejor. Si iba a ser vendedor de carbón iba a ser el mejor. Y como estaba dibujando pensé ser el mejor, pero habían muchos buenos, entre ellos uno que se llamaba Alejandro Gutiérrez, él era el mejor dibujante ahí y era muy difícil, tenía demasiada buena letra, una experiencia enorme, no había forma de tumbarlo, entonces (se ríe) había que buscar como ser segundo o tercero. Después me fui a trabajar a la oficina del ingeniero Agustín Chang, él llegó buscando un buen dibujante a Carreteras y allí en la oficina trabajé con Nicho Marenco, él como ingeniero y yo como dibujante.

¿Por qué escogió ser cronista deportivo?
Lo de LA PRENSA fue por casualidad. A mí me encantaba el deporte. Escribía porque leía. Comencé leyendo novelas de vaqueros, después bestseller, después salté a Agatha Christie. Me gustó mucho. Y en 1970 vinieron aquí unos corredores de México y resulta que habían sido olímpicos. Y yo seguía al húngaro Istvan Hidvegi, que le acaban de hacer un homenaje este año, él conmigo hablaba todos los días de atletismo. Yo vivía al día de los alemanes, de los rusos, de los campeones mundiales. Y a los de aquí. No solo conocía las marcas de los de aquí, los conocía a todos. Cuando comencé en el deporte no solo conocía a los atletas, sino que también me hacía amigo de ellos, conocía cómo vivían, sus modos, su vida. Eso me dio muy buena base. No llegaron la gente de LA PRENSA a cubrir el evento y yo era amigo de Carlos Cedeño, que trabajaba con el doctor (Pedro Joaquín) Chamorro y Carlos me preguntó si yo me atrevía a escribir la crónica. Yo le dije que sí y la escribí a mano con el papel de oficio con que hacíamos los exámenes en la universidad. A partir de esa crónica me llamó Horacio Ruiz, el jefe de Redacción de LA PRENSA, y me dijo que tanteara a hacer unas pruebas. Yo hice unas dos o tres crónicas y le gustaron. El doctor (Danilo) Aguirre me llamó y me dijo que íbamos a crear una sección que se iba a llamar Resumen Deportivo, los lunes, y yo comencé con esa sección en enero de 1970.

¿Fue difícil cambiar de trabajo?
LA PRENSA me ofreció 450 córdobas, eran 15 córdobas diarios. Eso era lo que yo ganaba en Carreteras antes de ir donde Chang. Me tocaba a mí renunciar al salario de 1,100 e ir a ganar de nuevo 450, o seguir donde Chang. Yo no quería irme porque yo siempre he tenido miedo a quedar sin trabajo y decía yo, voy a irme a probar en el periódico y yo no soy periodista ni soy nada, ni sabía escribir a máquina, todavía no sé, yo escribía con un dedo de una mano, la otra solo la ocupo para mayúsculas. El doctor Chamorro siempre insistió en que fuera a aprender mecanografía. Yo siempre me consideré como incompetente. Sin embargo, creo que al escribir con un dedo me permite ir produciendo a la velocidad de mi pensamiento.

¿Cómo logró tomar la decisión?
Ese fue un momento duro en mi vida, decirle a Chang que si yo fracasaba en LA PRENSA, que si yo podía volver al trabajo y como yo le producía… Digamos, en Semana Santa yo me quedaba trabajando, si había que quedarse trabajando hasta las nueve de la noche yo me quedaba, si había que quedarse domingo yo me quedaba. Esa disponibilidad hacía que me consideraran útil. Yo siempre recurrí a eso, que si yo era más útil que los demás no me iban a correr. Esa era mi manera de pensar. Entonces yo decía que Chang me iba a tener porque en Semana Santa nadie quería quedarse trabajando y yo me quedo. Los domingos yo me quedo. Si es hasta las nueve, yo me quedo y un jefe aprecia eso. Yo siempre decía, si los otros hacen cinco láminas, yo voy a hacer siete u ocho. A mí me decían que yo era idiota, pero la idiotada mía era mi garantía. Entonces Chang me dijo que las puertas iban a estar abiertas para mí. Pero no vas a volver, vos sos loco con esas cosas del deporte. Esa fue la única voz de aliento que tuve y me fui a LA PRENSA y antes de un año yo era jefe de Deportes de LA PRENSA, en un salto que nunca esperé. Contribuyó mucho mi esfuerzo y el apoyo de Danilo y Horacio.

¿Y el éxito como cronista deportivo cómo lo consiguió?
Yo nunca tuve orientación de nadie pero yo siempre andaba preguntando. ¿Cómo ves este título? ¿Qué te parece esta entrada? Yo nunca estuve en la Escuela de Periodismo. Me hubiera gustado estar. Yo fui aprendiendo preguntando. Le preguntaba a Horacio, le preguntaba a los dos mejores, decía que los consejos de estos son los que más me van a ayudar y un consejo que me dio el poeta Guillermo Rothschuh Tablada, que dejara de leer lo que leía, bestseller, y me dio el libro de Carlos Fuentes, La muerte de Artemio Cruz. “Tenés que leer a esta gente”, me dijo. Me dio una serie de consejos y me dijo que la única forma de que me hiciera escritor era leyendo.

¿Qué más ha leído?
Leí Los miserables, de Víctor Hugo, la obra que más me ha impactado. Yo tengo una falla, según la mayoría de gente, que es que yo no he leído la Biblia. Yo escucho una homilía, pasajes, historias. Yo creo en Dios. Lo que pasa es que yo no voy a misa, yo no soy religioso, yo no rezo, yo nunca pido, ni aún cuando me salieron células cancerosas en la garganta. Me pareció que era un poco de cinismo rezar. Nunca lo he hecho y de repente aparecí creyente. Creyente en los rezos, porque yo sí creo en Dios. Yo veo al ser humano y considero que no es una obra de magia, que no es que alguien frotó una lámpara. Y esta es la máquina más perfecta que existe y el testimonio tal vez más firme de la presencia de Dios. Creo que los 10 Mandamientos son el decálogo adecuado para ser buena persona, como se ha distorsionado el mundo podrían ampliarse tal vez a doce. Tal vez los 10 son insuficientes cómo va el mundo.

¿Cómo ser buena persona en este mundo?
Yo me propuse tratar de ser una buena persona. Para mí el ser un buen periodista lo pongo a un lado. Mucha gente cree que yo he tenido éxito, todo eso es relativo. ¿Cómo uno consigue ser buena persona? Primero en su casa. Yo tengo seis hijos, dos de mi primer matrimonio, cuatro niñas, ya la pequeña es odontóloga, con Auxiliadora. Yo me propongo primero no avergonzar a la familia y eso exige una conducta bastante firme. Luego, yo siempre el discurso que hice con mis hijos fue cómo me veían, no qué les decía. Hoy, que ya están grandes todos, que son profesionales, ahora converso con ellos y aprendo de ellos.

El escritorio de Edgar Tijerino, donde guarda infinidad de frases de libros y películas que luego utiliza para adornar sus escritos. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

Me llamó la atención que usted dice que al principio usted se hizo amigo de los deportistas. ¿Cómo siente que manejó eso y la objetividad que nos han enseñado que debe de haber en el periodismo?
Es difícil. Si a mí me preguntan que si siempre he sido objetivo, diría que no. Siempre la subjetividad aparece. Tiene que ser alguien muy rajatabla, muy firme. En mi empresa que tengo, que es ambulante, que es Doble Play, de eso vive mi familia y uno vive lleno de compromisos. Cuando yo trabajaba en Canal 2, el dueño tenía compromisos. El dueño de un periódico tiene compromisos. No solo los periodistas. Yo creo que hasta los millonarios, los banqueros, tienen compromisos. Puede ser que un dueño de un Canal te diga, este es un anunciante esencial de nosotros, vamos a tratarlo en este problema que tiene de otra manera. Yo tengo una norma que la he dicho en Doble Play, que primero está el oyente y después el anunciante. Que si el oyente se va a quejar no importa. Pero lógicamente hay un compromiso que yo siento con el anunciante, sobre todo si hay una relación amistosa. Yo comienzo un anunciante en Doble Play y terminamos siendo amigos. El anuncio se termina en Doble Play y la amistad queda.

Le pregunto de nuevo, ¿el tener mucha intimidad con los deportistas cómo afectó su trabajo?
A mí me benefició. Sin esa forma de juntarme con ellos, de tener una conexión muy directa, eso beneficia enormemente porque te da un grado de confianza. ¿Quién me iba a decir a mí, cuando comencé, que las dos más grandes relaciones que iba a tener en mi vida eran Alexis Argüello y Dennis Martínez? Cuando yo comienzo Argüello está comenzando y yo lo conozco en la casa del Ratón Mojica. Él es un chavalo que anda en una bicicleta destartalada y que va a pelear en Costa Rica. Y luego, con Dennis Martínez, él comienza en 72 y comenzamos una relación. Esa relación con Argüello duró hasta la revolución, el asunto político nos separó. Argüello fue confiscado. Después, el Frente me mandó con Samuel Santos a Venezuela a devolverle las propiedades, que fue una negociación que no se pudo cristalizar. Hubo un momento en que él tenía mucho temor de venir a Nicaragua estando el Frente. Después, él estuvo metido un poco, manipulado, en la contrarrevolución. Cuando me mandan a mí con Samuel Santos yo espero que Argüello trate de darme un puñetazo. Pero yo lo espero en el hotel y cuando lo vi venir yo estaba muy tenso y cuando estuvimos juntos nos dimos la mano y él me abrazó. Y aquello fue una sorpresa muy fuerte. Yo estaba tan nervioso que al día siguiente le hice una entrevista y no puse el rec solo el play y tuve que volver a hacer la entrevista. Y cuando él entra al Frente, yo salgo.

¿Y con Daniel Ortega y Rosario Murillo se ha relacionado?
Con Rosario Murillo yo trabajé en LA PRENSA y en Barricada. Todavía, a pesar de las actitudes mías, yo puse en mi libro (Yo, vago) que en esta casa, yo me pasé en el 96, y el primero que vino a comer a esta casa es Daniel Ortega. Yo estaba en una campaña No hay por quién votar y decía que se querían adueñar del Frente, y Daniel me sorprendió viniendo aquí a la casa. A él le falla la memoria y dice que era sopa, y no, era un pollo. Cuando yo estaba bien distanciado de ellos, una hija mía estaba sin trabajo, Tamara, estudió en Chile y en Alemania, bien competente, y estaba buscando cómo irse del país, pero yo recibí una llamada de Rosario Murillo y me dijo ¿qué te hemos hecho? En realidad que a mí no me han hecho nada, pero no era esa la situación. Entonces me dijo que iban a mandar a mi hija a la ONU. Luego, cuando los precios de la Universidad Javeriana subieron allá en Bogotá, yo dije que no iba a poder mandar a mi hija a estudiar la especialidad y Rosario me dijo que ella manejaba un fondo de becas y por ayuda de ella Tatiana terminó de estudiar Odontología. Fueron dos favores que agradezco enormemente. Pero yo siempre dije que los favores me comprometen en agradecimiento pero no me someten. La última vez que hablé con Daniel fue cuando inauguraron la piscina. Él siempre me saluda. A mí me cuesta tomar la iniciativa porque es como ir hacia el poder. Yo tengo alguna amistad con Carlos Pellas y si él llega a un restaurante me cuesta, a pesar de que él me apoya en todas las cosas que hago, porque es como ir al poder económico. Yo siempre le tengo pánico a lo que le llaman sapismo. Soy antisapo.

¿Cómo ha logrado tener acceso al poder?
Creo que porque estudié con muchos de ellos. La primera computadora me la regaló Humberto Ortega. Eso fue en el año 90, en Barricada. Yo cumplía 20 años en la Crónica Deportiva y Humberto me dijo qué quería recibir de regalo. Me mandaron un catálogo de computadoras y yo la escogí por el precio, la más barata, una que valía 600 dólares. Pero me mandaron a decir de la oficina de Humberto que esa no servía. Me regalaron una Toshiba, que en ese tiempo eran palabras mayores. Tal vez me llevo bien con todos por mi franqueza.

Regresando a la Crónica Deportiva, me da la sensación de que hay poca crítica con los desmanes de los deportistas. Costó que hablaran de la pensión alimenticia del Chocolate. Más antes, no hablaban del alcoholismo de Rosendo…
Hay algunas situaciones en las que uno siente que se salen de la esfera. Uno puede criticar si alguien comete una barbaridad, tipo Tyson, pero siempre se considera que se entra en otro territorio periodístico, ya profundizar. Por ejemplo, yo no voy a ir a investigar el aspecto judicial ni el aspecto policial. Si fuera el aspecto deportivo, yo investigo. Yo no soy un cronista policial. Lo que vos decís es cierto en el aspecto… Digamos Argüello, se sintió invadido casi siempre. Cuando su primer divorcio, yo consideré de que eran injustos los ataques a Argüello. Lo que pasa es que Alexis me dijo que yo podía argumentar algunas cosas y él me dijo que no las usara a favor de él. Ese es el gran problema, que te decía hace un rato, que es que uno siente algunos compromisos, vas creando una aureola de amistad.

Yo escucho que pasan cosas en la Federación de tal deporte, de este otro deporte, pero en las noticias no sale nada de eso.
No es siempre, porque casi siempre se está hablando de qué pasa. En los aspectos económicos es difícil porque uno no tiene acceso a eso o fácilmente te la pueden dibujar. Hasta que estalla algo es que vos podés decir, de que alguien denuncia del mismo seno. Son 28 deportes los que participaron ahorita, van a ser 36 en Santa Tecla, 36 federaciones, imaginate. En mi caso yo me limito a seis, ocho deportes, hay 20 de que yo no tengo ni idea ni tengo interés en aprender, porque yo considero que ocho deportes es una exageración. El sabelotodo es sabelonada.

¿Tal vez por eso es que en las noticias se habla más de boxeo, beisbol, que de otros deportes?
A mí nadie me saca… Bueno, si otro deporte no tiene cronista, pues, ese no es problema mío, yo estoy viendo lo mío. ¿Por qué me interesa hablar con uno de remo? Porque ganaron oro. Si no ganaron oro no tengo ningún interés en hablar con alguien de remo ni ir a ver una carrera de eso. Lo que pasa es que yo consideré que concentrándome en algunos deportes era suficiente. Te dicen ¿por qué no venís al karate? No sé nada de karate.

En sus escritos hace alusiones a libros, mitología…
Si vos ves en esta oficina mía los libros que dominan son de literatura, no son los de deportes. Por cada libro de deporte que tengo, yo tengo cuatro o cinco de literatura. Yo siempre estoy leyendo. Yo siempre tengo un libro que estoy leyendo en el baño, un libro que ando cargando y uno que tengo en el valijín. O sea, estoy leyendo tres libros a la vez.

A algunos les gusta su estilo…
Bueno, en eso sí no me puedo detener, yo hago lo que me gusta ofrecer, como algo de orientación, motivar para que lean, para que se percaten.

Algunos cronistas jóvenes hasta lo imitan…
Yo, después de Edgard Rodríguez y de René Pineda, no había visto un cronista con proyecciones como Germán García. Este muchacho, no porque fue el mejor alumno de periodismo, hizo una monografía sobre Orlando Vásquez tremenda, extraordinaria. Hizo un libro sobre el Chocolatito González, tiene una edad en la cual yo ni gateaba como escritor. Es el de mayor potencial.

Edgar Tijerino en la oficina que tiene en su casa. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE


Plano personal

Su nombre completo es Edgar Alberto Tijerino Mantilla y nació en Managua el 17 de febrero de 1944. Al principio su nombre era Edgard, pero con la cédula de identidad quedó sin la d al final.

Sus padres fueron Gustavo Tijerino Palacios y Rosibel Mantilla Aguilar. Se ha casado en dos ocasiones y tiene seis hijos.

Estudió ingeniería pero no terminó la carrera, convirtiéndose en periodista en 1970 sin haber estudiado esa profesión en la universidad.

El 2 de enero de 1981 fundó el programa deportivo Doble Play, con Enrique Armas, y lo ha mantenido al aire hasta hoy. Tenía una frase que, aclara él, en realidad no es suya pero la gente la sigue recordando: “Póngale sello”.

En política dice que sigue siendo sandinista, pero ya no milita en el FSLN.


 

La entrada Edgar Tijerino Mantilla: “Le tengo pánico al sapismo” aparece primero en La Prensa.

Anuncios
Comments
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Comentarios en Facebook
Related Titulares
En el último partido de la Copa Oro 2017, el 15 de julio, el central Luis Fernando Copete fue expulsado al minuto 85 por doble tarjeta amarilla ante los Estados Unidos. Desde entonces no había vuelto a jugar con la Selección de Futbol, que lo convocó nuevamente contra San Vicente y las Granadinas pa…
06.09.2018 · De nicaragua
Five police officers from the Caye Caulker Police Formation and two island residents were awarded on Friday, August 31st for their quick response to a robbery in process at the Bridge Marina gas station in Caye Caulker Village.
06.09.2018 · De belize
Source: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Condenan-a-28-anos-a-hombre-que-asesino-a-musico-en-parqueo-de-un-bar-en-la-colonia-Escalon--20180906-0052.html
06.09.2018 · De el_salvador
La empresaria y celebridad de televisión ya no lo oculta más. Khloé Kardashian reconoce que Tristan Thompson le falló.
06.09.2018 · De el_salvador
Por Eder Juárez ejuarez@lahora.com.gtEl Gobierno guatemalteco, por medio de la canciller Sandra Jovel, afirmó hoy que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), se convirtió en una estructura paralela.Según Jovel, “la intención del Gobierno de Guatemala al solicitar a una C…
06.09.2018 · De guatemala
Other Titulares in this Category
Las autoridades iraquíes impusieron hoy un toque de queda en la provincia de Basora, en el sur del país, tras la muerte de varios manifestantes en las protestas de los últimos tres días en la región, motivadas por la contaminación del agua. "Anunciam&#…
06.09.2018 · De nicaragua
La Corte Penal Internacional (CPI) se declaró este jueves competente para investigar el éxodo forzoso de la minoría musulmana rohinyá de Birmania, que podría constituir un crimen contra la humanidad. Unas 700.000 personas pertenecientes a esta minoría mus&#…
06.09.2018 · De nicaragua
En el último partido de la Copa Oro 2017, el 15 de julio, el central Luis Fernando Copete fue expulsado al minuto 85 por doble tarjeta amarilla ante los Estados Unidos. Desde entonces no había vuelto a jugar con la Selección de Futbol, que lo convocó nuevamente contra San Vicente y las Granadinas pa…
06.09.2018 · De nicaragua
El escritor afgano estadounidense Khaled Hosseini reivindicó en Londres la importancia de la literatura como herramienta para “humanizar a los refugiados”. El autor hizo estas declaraciones en la rueda de prensa de lanzamiento de su última novela, Súplica a la mar, un relato inspirado e&…
06.09.2018 · De nicaragua
La Academia del cine de Estados Unidos anunció este jueves que la categoría creada para premiar con un Óscar a la película popular no será introducida en la edición del año próximo tras severas críticas de la industria. "Hubo una&#…
06.09.2018 · De nicaragua
Info
14.01.2018 (14.01.2018)
20 Views
0 Subscribers
All Titulares by nicaragua
Rate
0 votos
Anuncios
Recomiendalo