Volcanes de Nicaragua

Volcanes de Nicaragua

Volcán Cosigüina

consigui.jpg

Está localizado en el noroeste de Nicaragua. Toma un poco más de esfuerzo llegar hasta la península de Cosigüina, pero verdaderamente vale la pena, pues en esta esquina occidental del país encontrará uno de los volcanes más impresionantes de Nicaragua. En 1835, el Volcán Cosigüina explotó con tanta fuerza que destruyó más de un tercio de su cráter. Las cenizas llegaron hasta Jamaica y a la ciudad de México a unos 1,400 kilómetros. Poco después de la erupción, el volcán se volvió inactivo. Con el tiempo, el cráter se llenó de agua y actualmente se puede encontrar una laguna en este lugar.

Se puede llegar al cráter siguiendo un camino arborizado en las faldas de este volcán. El camino permite ascender hasta la mitad del volcán en carro, dejando la oportunidad de escalar a pie sólo la última parte, lo que le ahorra tiempo (tres horas ida y vuelta en lugar de subir todo el camino que representa un recorrido de ocho horas). Cualquiera que sea su decisión el camino es espectacular y no muy empinado.

Volcán San Cristóbal

sancri.jpg

El volcán San Cristóbal es el volcán más alto y activo de Nicaragua. Esta montaña humeante en forma de cono presenta las características ‘tradicionales’ de un volcán.

Hay varios volcanes localizados alrededor del San Cristóbal; de hecho a esta zona se le denomina ‘Complejo Volcánico San Cristóbal’ y comprende cinco estructuras volcánicas. Este complejo incluye además del San Cristóbal, al Casitas, el Chonco, el Moyotepe y la Pelona; el San Cristóbal es el más activo del grupo. Este volcán emite gases continuamente y de vez en cuando hay actividad sísmica alrededor del él.

El ascenso del San Cristóbal es uno de los más difíciles en Nicaragua. Sus faldas empinadas hacen difícil el trayecto hacia el cráter. Toma todo un día bajar y subir este volcán y para poder hacerlo debe de estar en buena condición física. La escalada es un verdadero reto, pero una vez en la cima, las vistas recompensan todo el esfuerzo. Se puede encontrar guías en las ciudades de León y Chinandega.

Volcán Telíca

telica.jpg

Otro volcán activo en Nicaragua es el Telíca. La más reciente y abrupta erupción fue en 1948, pero se han reportado otras de menor intensidad. El volcán Telíca está continuamente emitiendo gases y cenizas y se puede observar la lava en el fondo de su cráter. La zona alrededor de este volcán sufre por las actividades volcánicas. Acompañando al Telíca están otros cráteres y se cree que los hervideros de San Jacinto están conectados al volcán.

Con una altura de 1,061 metros, el Telíca no es tan alto como el San Cristóbal, lo que hace el ascenso menos difícil. Las cuestas tampoco son tan empinadas así que la dificultad de la subida radica en la distancia a recorrer. No hay una ruta de acceso al pie del volcán, así que tendrá que caminar un poco antes de llegar. Los alrededores secos y tropicales son lindos escenarios. Toda la excursión toma 7-12 horas y es una opción quedarse a dormir en el cráter. Esta estadía no sólo es buena para tomar un descanso, sino también para ver la lava desde el fondo del cráter, la cual sólo puede ser vista por la noche. Puede encontrar más información del Telíca en nuestra Guía de Actividades.

Cerro Negro

cerronegr.jpg

Cerro Negro es una descripción perfecta para este sublime volcán. El volcán Cerro Negro se formó hace menos de 160 años (en 1850) y es el volcán más joven de Centro América. Su joven edad y su constante actividad hacen imposible el crecimiento de árboles y plantas en sus inclinadas y negras faldas. Algunas partes de este volcán están cubiertas por enormes rocas y otras por arena fina. Ascenderlo no es una tarea fácil, no hay ningún camino y es bastante inclinado; a esto agregue el intenso sol, sin ninguna sombra disponible, y tendrá como resultado una de las escaladas más duras en Nicaragua.

El Hoyo

hoyo.jpg

El Hoyo es un complejo volcánico formado por varias estructuras. El primer volcán se llama ‘El Picachu’; después de estar activo, este volcán colapsó formando otras estructuras volcánicas. Actualmente, la más significativa es el Volcán El Hoyo. Éste se puede distinguir por un hoyo localizado en una de sus faldas, en lugar de estar ubicado en la cima. Subir este volcán es posible, pero no se hace con frecuencia. El área está ligeramente poblada y no hay una carretera que lleven a la base del volcán; es más fácil llegar a caballo.

Otra de las estructuras volcánicas incluye al volcán Las Pilas y otras dos formaciones volcánicas llamada Laguna de Asososca y Malpaisillo. Después de una erupción violenta se formaron cráteres con menos profundidad, y con el tiempo el agua que se recoge en ellos formaron una laguna. La laguna de Asososca está completamente cubierta de agua y el Malpaisillo también ha acumulado cierta cantidad de este líquido.

Volcán Momotombo

momotombo.jpg

Uno de los paisajes más significativos de Nicaragua es el proporcionado por el Volcán Momotombo. Este volcán, con una forma cónica casi perfecta, puede apreciarse desde muchos lugares incluyendo la capital del país, Managua, así como de ciudades norteñas como Matagalpa, a más de 100 kilómetros. La última erupción reportada del Momotombo fue en el año 1905. Poblados aledaños han sido amenazados en más de una ocasión por emisiones de gases, cenizas y lava. Sin embargo, por más de un siglo el volcán ha permanecido callado, a pesar de la constante emisión de gases y de que algunas partes del volcán exceden los 500ºC. Una planta geotérmica se ha ubicado en la base del volcán para transformar el calor del volcán en electricidad.

 
Etiquetas
Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Comentarios en Facebook
0 votos
Autor
12.01.2014 23:54 (12.01.2014)
681 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Recomiendalo